UA-86120834-3 El Porsche ganador del primer Le Mans casi se pierde para siempre
  • Dennis Ducos

El Porsche ganador del primer Le Mans casi se pierde para siempre


Luego de ganar el primer lugar en la categoría de 1100cc en Le Mans de 1951, Porsche vendió este 356 SL Gmünd Cupé como si fuera otro automóvil usado.

Antes de regresar a Alemania en 1950 Ferdinand Porsche construyó solamente unos cincuenta autos Porsche 356s con cuerpo de aluminio en la ciudad austriaca de Gmünd en Kärnten.

Más adelante y poco después de haber cambiado el cuerpo de estos 356s a acero, Ferdinand fue convencido por los organizadores de las 24 horas de Le Mans para que participara en la carrera de 1951. Es ahí cuando Ferdinand Porsche decide utilizar dos de sus cuerpos de aluminio, los que recién había removido de sus 356s para crear los livianos vehículos SL que participarían en el Le Mans de 1951.

Ferdinand preparó dos autos para este evento pero lamentablemente el auto #47 se estrelló sin posibilidad alguna de reparación durante una de las pruebas nocturnas. Esto dejó al equipo de Porsche con solamente un auto para la categoría, el Porsche #46. Este Porsche con motor de 1100cc en dicho evento de La Mans, no tan sólo logró anotarse la victoria con un 1er lugar en su categoría, sino que dominó a todos los autos con motores de 1500cc y quedó en posición número 20 "overall" con un motor de solamente 45 caballos de fuerza al estilo VW, gracias a su cuerpo ultra aerodinámico, faldones laterales y su carrocería inferior plana.

A pesar de que el 356 SL Gmünd Cupé que compitió en Le Mans tuvo que mantener su peso de 1350-lb., peso legal para uso de calle, este contaba con un tanque de combustible más grande, mejora en los frenos de tambor, una bomba de combustible adicional, montura para limpiaparabrisas, carburadores Solex más robustos y muy posiblemente para competir en Le Mans, se sospecha que utilizaron un rodaje delantero más estrecho, gracias a las cubiertas sobre el arco de las gomas.

Luego de que este pequeño bólido con el #46 obtuviera esta importantísima primera victoria para Porsche, el pequeño campeón de Le Mans corrió en eventos de Rally, y algunos eventos de velocidad para más adelante ser vendido con un motor desafinado junto con otros dos 356s a Max Hoffman un importador americano quien más adelante le vendió este Porsche #46 al piloto de carreras y dueño de concesionarios Porsche en el sur de California, John Von Neumann. De inmediato su nuevo propietario comenzó a correr el auto en eventos en Pebble Beach, Golden Gate Park y en Torrey Pines, pero luego decidió alivianar este auto aún más cortándole la capota y convirtiendo esta histórica máquina en un "Speedster". En aquel entonces este auto no se consideraba una pieza importante en la historia de Porsche era sólo un viejo auto de carreras. Y el documentar este tipo de historia no era la moda. Finalmente el auto original y ganador de la primera carrera oficial de Porsche como equipo en Le Mans en 1951, fue restaurado a sus especificaciones por la compañía Emory Motorsports, quienes reconstruyeron su capota a mano pero usando tecnología vanguardista para seguir sus líneas, junto con todos los pequeños detalles que los investigadores pudieron descubrir luego de examinar cuidadosamente los otros dos autos mediante fotografías en blanco y negro de la época. Porsche reconoció el auto restaurado como el auto original. Hoy día en el Museo Porsche en Stuttgart se exhibe un Gmünd Coupé de 1952 disfrazado como el ganador original del Le Mans

, ya que el pequeño gran campeón #46 del primer Le Mans de Porsche nunca regresó a su tierra natal.


54 views