UA-86120834-3

Serrallés forzado al límite en las 24 Horas Spa-Francorchamps


Félix Serralles debutó en la más prestigiosa carrera del GT3 y en la temporada indiscutible de Blancpain GT este fin de semana en Spa-Francorchamps. El piloto puertorriqueño en el AMG GT3 # 88 mostró gran velocidad y capacidad de adelantamiento, pero cayó víctima de una colisión inevitable a las 2 am el domingo por la mañana.

La agotadora carrera de resistencia de 24 horas se puso en marcha a las 10:30 hora de Puerto Rico del sábado y la misma ya había reclamado no menos de 27 DNF a la misma hora del domingo de los 63 participantes. La carrera fue finalmente ganada por el Audi # 25 , seguido por el Bentley # 8 y el AMG # 90, respectivamente.

Serralles fue acompañado en el AMG # 88 por los pilotos Dani Juncadella y Tristan Vautier que anteriormente habían participado de este evento. Juncadella disputó la sesión de calificación “super pole" en el auto # 88 el viernes por la noche, quedando en la posición #20 para el comienzo de la carrera. El español regresó a la cabina del auto el sábado por la tarde para disputar la primera parte de la carrera.

Bajo condiciones secas, la carrera se puso en marcha sin incidentes mayores, ya que los autos se aceleraron desde el inicio de la carrera hacia el complejo Eau Rouge. Juncadella mantuvo la posición y se estableció para su segundo periodo. Después de 2 horas en pista, el # 88 tuvo su primer cambio de piloto y Serralles tomó el volante. Juncadella informó de problemas de subviraje en el auto y había estado involucrado en una pequeña colisión de “bumper a bumper" que afortunadamente solo infligió algunos daños cosméticos a la parrilla delantera del AMG GT3.

Después de la primera ronda de cambios de pilotos y a una hora en el primer doble turno de Serralles, el puertorriqueño se colocó en la posición #14, estableciendo un buen ritmo entre los autos AMG # 85 y # 4. 20 minutos más tarde, Serralles se colocó en la posición #12, llevando al auto # 88 más cerca del grupo de los primeros 10. Serralles sobrepasó exitosamente y sin problemas en Les Combes antes de entregar el auto a Vautier a las 21:00 horas.

A las 22:30 (25% de la distancia), Vautier corría en la posición #10 y completó las primeras vueltas bajo oscuridad alrededor del circuito de 7 km, mientras que el Ferrari # 55 que obtuvo el “pole position” continuó con su ventaja de 6 horas. Vautier puso una enorme presión en la cola del Aston Martin # 97 durante las etapas finales de su segundo periodo, lo que permitió a Juncadella volver al circuito en la posición #13 a las 23:00 horas. Serralles tomó un descanso mientras las carreras nocturnas continuaban y Juncadella daba vueltas de +1.5s de los líderes.

A medianoche la carrera ya había sido testigo de una serie de colisiones, incluyendo un choque de alta velocidad en la barrera en la cresta superior de Eau Rouge, que destruyó por completo al Ferrari # 50 y causó un gran peligro al rebotar contra la barrera introduciendo nuevamente a la línea de carreras del circuito. Otros incidentes fueron menos dramáticos, pero los retiros continuaron aproximadamente cada hora durante toda la carrera.

Serralles tomó el relevo de Juncadella a las 1:15 el domingo por la mañana, teniendo como objetivo mantener un paso consistente al mismo ritmo. El auto # 88 estaba comenzando un fuerte desafío para colocarse en los primeros 5 cuando el desastre ocurrió a las 2:00 am. Serralles entró en las curvas de descenso de alta velocidad del Sector 2 a través del bosque y de repente se encontró con un lento McLaren sin ninguna bandera amarilla antes para advertirle del peligro que se avecinaba. Para evitar chocar contra el McLaren en movimiento lento, Serralles viró hacia el exterior pero no pudo pasar sin evitar el muro. El incidente fue un final inoportuno de la carrera para la escuadra del # 88 y Serralles afortunadamente no sufrió lesiones por el impacto.

Reflexionando sobre la carrera, Serralles dijo:

"Fue un triste final para nuestra carrera de 24 horas. Tuvimos una lamentable situación en dónde perdimos mucho, cuando un auto lento y con problemas decidió mantenerse en la línea de carrera en una curva rápida durante la noche. Evité el auto y terminé en la pared en lugar de colisionar con él.

"Felicitaciones al AMG # 90 por terminar en tercer lugar - ¡fue un gran esfuerzo de AKKA ASP! Estoy muy orgulloso de estar corriendo con un equipo tan grande. Tienes que disfrutar cada momento porque nunca sabes cuándo será tu última vez en el auto. Ahora es en la próxima ronda y no puedo esperar para volver a conducir. "

El director del equipo Jérôme Policand comentó:

"Después de haber comenzado un poco más abajo en el “grid", el # 88 tenía un trio ganador con sus tres pilotos. Yo sabía que todo era posible y esta posición en el "grid" no era realmente un problema. Esto se demostró cuando el auto se posicionó en el grupo de los primeros 10 sin obstáculos.

"Desafortunadamente, durante la noche, ocurrió un incidente bastante tonto. Mientras Félix Serralles estaba al volante, no pudo evitar, en la curva de Karting, un McLaren en su línea de carrera que conducía lentamente, y que al parecer no había sido reportado. [Félix] chocó en la pared protegida por neumáticos. Aunque logró traerlo de vuelta al garaje, estaba demasiado averiado para ser reparado.

Ciertamente fue un fin de semana de desgracia para Serralles y sus compañeros de equipo, ya que nada más podía haber sido esperado del puertorriqueño en esas circunstancias. Con cuatro fabricantes diferentes que figuran entre los 4 primeros en las 24 Horas de Spa, este año ha sido otro recordatorio del excelente nivel de competencia y rendimiento entre los pilotos y los equipos en el “grid". Aunque más corto de lo esperado y sin un resultado final digno, el evento ha sido un hito importante para Serralles, ya que continúa demostrando su talento entre los mejores pilotos de GT del mundo.


101 views