UA-86120834-3

Alfa Romeo, un poco sobre la historia de sus logos


Es bien conocido el logotipo de Alfa Romeo, pero no muchos conocen su significado. Lo que para algunos es una cruz y una serpiente ‘sacando la lengua’, para los demás es un escudo con símbolos que esconde una historia interesante tras él. Para el 1910, Romano Cattaneo fue el artista al que se le encargó del diseño del emblema que llevaría la resurgida A.L.F.A. fundada por Alexandre Darracq y el aristócrata Ugo Stella. Luego de una serie de sucesos que habían terminado en fracaso y una vez recuperados, Stella prefirió diseñar un nuevo logotipo que limpiara la imagen de A.L.F.A. y relacionase sus vehículos con la tierra natal de la marca. El artista utilizó la bandera de Milán, la cruz roja de San Jorge sobre un fondo blanco, y en el escudo de armas de la Casa Visconti. En el primer escudo, desde 1910 hasta 1915, la víbora y la cruz de San Jorge están coronados por las siglas A.L.F.A. y bajo ellos la palabra Milano (muestra de su origen), ambos separados por los nudos de Saboya, en honor al Reino de Italia regentado por la Casa Saboya. Pero en 1915, Nicola Romeo adquiere la marca y desea plasmar su apellido en el escudo. Es entonces cuando ‘Alfa-Romeo‘ forma parte del emblema, manteniendo Milano en la parte inferior. En 1925, tras vencer el Alfa Romeo P2 en el Campeonato de Fabricantes, al logotipo se le añade una corona de laurel como signo de victoria. En 1946 se hacen unos cambios al logo, pero en 1972 es que surge un logo con un emblema más estilizado donde los colores eran más intensos. Este último logotipo se ha mantenido prácticamente sin cambios hasta el presente.

El símbolo del Quadrifoglio surgió en 1923 con Ugo Sivocci, piloto experimentado, pero a menudo perseguido por la mala suerte y eterno segundo puesto. Con motivo de la Targa Florio, para ahuyentar la mala suerte, hizo pintar en la calandra de su vehículo un cuadrado blanco con un trébol de cuatro hojas verde en su interior: el éxito fue inmediato, Sivocci cruzó la línea de meta en primer puesto. Con la victoria en la Targa Florio, el Quadrifoglio se convierte en el símbolo de los Alfa Romeo de carreras.

Como queriendo confirmar los prodigiosos poderes de este símbolo, unos meses después de la Targa Florio Ugo Sivocci pierde la vida en el circuito de Monza durante los entrenamientos del Gran Premio de Europa. El P1 del piloto de Salerno, que se salió de la carretera en una curva, no llevaba pintado el Quadrifoglio.

El Quadrifoglio ha evolucionado en estilo y contenidos, convirtiéndose en símbolo de la más avanzada ingeniería en motores, capaz de reunir tecnología avanzada y prestaciones responsables con el placer de conducción Alfa Romeo. Ahora son MiTo y Giulietta Quadrifoglio Verde quienes lo lucen: dos automóviles diseñados para disfrutar del encanto del legado a través de la excelencia del presente.

#AlfaRomeo #RevistaRevoluciones #RecolucionesPR

37 views