UA-86120834-3

Evolución continua en la seguridad de Toyota y Lexus

NHTSA destaca la iniciativa del fabricante japonés


Como parte del esfuerzo voluntario de Toyota y Lexus en torno a la evolución continua de la seguridad de sus vehículos, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (NHTSA) destacó la proactividad del fabricante japonés al integrar el sistema de frenado de emergencia.

Toyota y Lexus se han unido a otros fabricantes de automóviles en la manufactura de vehículos de pasajeros con sistemas de frenado automático de emergencia (AEB, por sus siglas en inglés) de baja velocidad. Esto como parte de un esfuerzo en colaboración con la NHTSA, para equipar casi todos los vehículos de pasajeros nuevos con este sistema de frenado que incluye la advertencia de colisión frontal, antes del 31 de agosto de 2023.

Maribel Bengoa, gerente de mercadeo de la marca en Puerto Rico, destacó que la NHTSA, autoridad de la seguridad vial de los Estados Unidos y Puerto Rico, “ha aplaudido la proactividad de Toyota y Lexus por moverse rápidamente para incluir tecnologías que salvan vidas en los vehículos nuevos. Han destacado que, a través de este enfoque voluntario, están viendo un despliegue significativamente más rápido de frenado automático de emergencia que el que tendríamos a través de la regulación, y eso significa que se están salvando vidas y se están evitando lesiones hoy en día”.

La ejecutiva de Toyota de Puerto Rico explicó que el frenado automático de emergencia puede ayudar a prevenir o reducir la gravedad de los accidentes, lo que también reduce el riesgo de lesiones. La NHTSA estima que el acuerdo voluntario podría lograr que los automóviles nuevos de las marcas tengan el frenado automático de emergencia tres años más rápido de lo que podría lograrse a través del proceso regulatorio.

“Para Toyota y Lexus la seguridad es una prioridad y no solo se rigen por las estrictas regulaciones, sino que participan de acuerdos voluntarios como este para tener una evolución continua en todo lo relacionado a que los conductores puedan tomar la carretera de manera confiada”, reiteró Bengoa.

“Todos hemos pasado un susto en la carretera. Muchas veces por culpa de otro conductor o porque involuntariamente nos distraemos o nos cae el cansancio y es por eso que Toyota ha hecho que su tecnología de prevención de accidentes, líder en la industria, sea el equipo estándar en casi todos sus vehículos”, reafirmó Bengoa.

Desde el 2015, Toyota Safety Sense (TSS) – equipado con AEB- se ha convertido en un pionero de seguridad, ayudando a allanar el camino para que el frenado de emergencia esté disponible en vehículos de toda la industria. Desde 2016, Toyota fue uno de los 20 fabricantes de automóviles que celebraron el acuerdo voluntario con NHTSA y el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS) que requiere AEB en más del 95% de los vehículos que un OEM construye para el otoño de 2022.

32 views0 comments