UA-86120834-3
top of page

Invasión de Escarabajos en Plaza del Caribe repartiendo "Paz y Amor" en Evento "Flower Power"

Updated: Jul 13, 2021

Por Mayra Cardona / Ángel Aranguren Fotos: Dennis Ducós

Los conocemos como Beetle, Kafer, Volkys e incluso Escarabajo entre otros nombres; es un increíble auto, el cual ha dejado una huella imborrable en la historia de la humanidad; es decir, el mundo entero lo conoce. En Puerto Rico este vehículo goza de gran popularidad, y queda evidenciado por la gran cantidad de grupos o clubes, como también se le conoce, que existen en la isla. Recientemente se estuvo realizando una pequeña exhibición en los pasillos de Plaza del Caribe en Ponce llamada "Flower Power" haciendo alusión a los años de gloria de este vehículo que fueron los años '70. En esta exhibición pudimos disfrutar de unos vehículos muy bien cuidados como otros sumamente originales. Como mencionamos este vehículo es un favorito entre los amantes del automovilismo, no importa la edad y eso lo pudimos corroborar cuando veíamos a personas de la tercera edad acercarse a algún modelo que le recordaba su primer vehículo, al igual que cuando vimos como muchos niños corrían hacia algún modelo y les expresaban a sus padres que ellos querían un vehículo así cuando fueran grandes, reiterando de esa manera la magia que siempre ha tenido este vehículo. Pendientes a "Full Speed Revoluciones" donde compartiremos un video del evento.

Pero vamos a hablar un poco de la historia de estos escarabajos, la marca automotriz alemana Volkswagen quien fue su creadora lo llamo en sus inicios El Volkswagen Tipo 1; pero nosotros en esta reseña lo llamaremos El Volkswagen Beetle (Escarabajo en español), y para conceptualizarlo un poco podemos decir que es un automóvil del segmento A, producido desde 1938 hasta 2003, que con el pasar de los años se convirtió en uno de los automóviles más populares del mundo, y en este artículo hablaremos de su historia.


Su inicio ¿oscuro, o privilegiado?

El Volkswagen Beetle tuvo un inicio un tanto extraño con respecto a la historia mundial, porque además de ser el primer auto fabricado por la marca alemana, sus planos y diseños fueron hechos por Ferdinand Porsche, situación que lo hacía en cierto modo un auto privilegiado. Pero por otro lado por ser un auto alemán nacido en época de la segunda guerra mundial, era más que obvio que Adolfo Hitler tuviera una participación con respecto a su diseño, sugiriendo algunos cambios en sus faros tanto delanteros como traseros, sin obviar la varilla lateral la cual en honor a la verdad le dio para ese momento de la historia un toque más moderno o deportivo; así que no estaban tan mal los gustos del führer.

Fueron precisamente estos detalles estéticos aportados por Hitler que oscurece el inicio del Volkswagen Beetle, puesto que todos sabemos del nefasto genocidio ordenado por el führer alemán; y es que el Beetle tiene sus raíces en el nazismo siendo Adolf Hitler quien el que puso la primera piedra de la planta Volkswagen. El historiador y profesor de Historia Moderna en la Universidad de Stuttgart, Wolfram Pyta cita lo siguiente: “Dos hombres, un mega proyecto; Adolf Hitler y Ferdinand Porsche son los creadores del Volkswagen Beetle. Porsche es el genio diseñador y Hitler el político que dio el respaldo. Se encontraron dos personalidades que congeniaron" Parece mentira, pero fue así, la historia no miente. Entonces, su inicio ¿fue oscuro, pero a la vez privilegiado?, la respuesta es sí.

También se llamó el auto del pueblo

No podemos negar la historia, Adolfo Hitler creía que los alemanes eran de raza aria, es decir, blancos puros, y él sentía que debía proteger y posicionar a sus ciudadanos, por lo que quiso proveerles un auto simple pero de diseño aceptable y confiable, pero sobre todo económico. Hitler se refería a esta nueva creación alemana como el auto del pueblo; de hecho eso es lo que significa Volkswagen en español. Entonces, la idea era tener un auto versátil, audaz, duradero y económico, por lo que debía ser de mecánica simple, pero a su vez capaz de transportar a dos adultos y 3 niños de forma cómoda a velocidades de hasta 62 millas por hora, y todo eso lo podía dar un motor trasero enfriado por aire diseñado por Ferdinand Porsche, el cual evita que los radiadores se congelen en invierno.

Características mecánicas

El Volkswagen Beetle tenía motor y tracción traseros por lo que mecánicamente lo hacía muy compacto dando más espacio para el equipaje. El motor Boxer de cuatro cilindros opuestos fue colocado por detrás del tren trasero con el radiador situado de un modo que el aire exterior impactara en el motor. Por otro lado la caja de cambios, el diferencial y el propio motor formaban un trans-eje de aleación ligera y compacta, favorecido por la disposición del motor, que lo hacían bajo y corto reduciendo así el momento polar de inercia. Todo esto le dio una estabilidad estupenda al auto.

El Volkswagen Beetle es un auto tan económico que para la refrigeración se creó un sistema por aire que sustituye la refrigeración por agua, el cual utiliza aire forzado mediante un ventilador y a las bancadas de solo dos cilindros, lo que permite que el aire refrigere eficazmente los cilindros traseros; pero adicionalmente a eso también se creó un enfriador del aceite del motor ubicado en la cubierta del ventilador el cual regula perfectamente la temperatura, ayudado por un termostato que evita la puesta en marcha del enfriador de aceite con el motor frío; y como dato histórico importante encontramos que los modelos con carburador ofrecieron regulador del aire de admisión ("estrangulador") automático.

El aire de admisión del motor pasaba a través de un filtro metálico, mientras que las partículas más pesadas se filtraban mediante un baño de aceite. Después de 1960, la dirección incluía un amortiguador hidráulico para absorber irregularidades.

Tanto la suspensión delantera como la trasera cuenta con barras de torsión y barra estabilizadora delantera con un sistema de suspensión independiente en las cuatro ruedas. Lógicamente a medida que paso el tiempo, algunas de sus primeras características fueron cambiadas, como por ejemplo los frenos mecánicos de tambor, la ventana trasera dividida, los indicadores de cambio de dirección y la caja de cambios no sincronizada.

Figura externa y habitáculo

La fachada del Volkswagen Beetle es simple, pero bella; es un sedán de dos puertas, parabrisas frontal plano, carrocería fijada al chasis casi plano con túnel estructural central de 18 tornillos. El interior ofrece elementos metálicos pintados del color de la carrocería y también en cromado, sobre todo en la consola de instrumentos circular de un solo reloj. Los asientos delanteros son ajustables, y el trasero, es abatible; las lunas traseras son batientes de apertura opcional, las rejillas de ventilación son pivotantes, y la calefacción es a través de colectores de intercambio aire-aire, independientes del calor del motor. Por otro lado tiene un sistema de proyección del agua para la limpieza del parabrisas, ideado para evitar la complejidad y el costo de utilizar una bomba eléctrica adicional. La presión necesaria para bombear el agua procede de la rueda de repuesto del coche situada en el maletero delantero. Definitivamente Adolf Hitler y Ferdinand Porsche, lograron crear uno de los autos más económicos de la historia.



169 views0 comments

コメント


bottom of page