UA-86120834-3

Mensaje de esperanza, fuerza y responsabilidad en el “Gran Juego” del fútbol norteamericano


Toyota Motor North America (TMNA) regresa para anunciarse en el “Big Game” del fútbol norteamericano con un anuncio de 60 segundos que comparte un mensaje edificante de esperanza y fortaleza, así como una "cartelera" de cinco segundos que alienta a las personas a pensar en el impacto que tienen en quienes los rodean y seguir las pautas COVID-19 establecidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Impulsado por el poder del amor de una familia, el anuncio de 60 segundos de Toyota, "Upstream", presenta el increíble viaje de la atleta del equipo Toyota, Jessica Long, que comenzó cuando fue adoptada por una pareja estadounidense de un orfanato ruso. El spot lleva a los espectadores en un viaje a través de los recuerdos de la infancia de Long, lo que, a su vez, le ayudará a poder convertirse en la segunda paralímpica más premiada en la historia de los Estados Unidos.

"'Upstream' destaca la misión de Toyota de resaltar a atletas que como Jessica trabajan incansablemente todos los días para perseguir su pasión e inspirar a personas de todo el mundo a alcanzar todo su potencial", dijo Lisa Materazzo, vicepresidenta del grupo de mercadeo de Toyota de TMNA. "Estamos agradecidos a Jessica y a su familia por su disposición de permitirnos compartir una parte tan personal de su historia".

El comercial termina con la línea edificante, "Creemos que hay esperanza y fuerza en todos nosotros" haciendo referencia al extraordinario viaje de Jessica, la creencia de Toyota en El respeto por las Personas, y tiene como objetivo inspirar a los demás. Además, "Upstream" representa los valores que Toyota comparte con los movimientos Olímpicos y Paralímpicos, y los atletas que inspiran a personas de todo el mundo a alcanzar todo su potencial.

El anuncio de 60 segundos cuenta con Long nadando a través de escenas claves a lo largo de su vida, comenzando con una representación del orfanato ruso del que fue adoptada. La cámara entonces corta a sus padres (interpretados por actores) recibiendo la llamada emocional de que estarían adoptando a una niña, pero con la noticia de que sus piernas tendrían que ser amputadas debido a una rara condición. Las escenas siguientes muestran a una joven nadadora que representa a Jessica, manos sobre las caderas listas para competir, sabiendo que es diferente de otros niños, pero resiliente. El comercial continúa con Jessica compitiendo en su búsqueda del triunfo, superando todos los obstáculos a medida que se convierte en una leyenda paralímpica.

"Me encanta que el anuncio resalte no sólo las medallas de oro y los logros, sino el desafiante viaje para llegar allí", dijo la atleta del Equipo Toyota y la paralímpica estadounidense Jessica Long. "La perseverancia, el valor y la superación de las probabilidades contribuyeron a mi éxito, y mi esperanza es que la gente se sienta inspirada y edificada por este emocional anuncio".

Como empresa que se compromete a mejorar las comunidades en las que opera, Toyota también está usando la plataforma proporcionada por el Gran Juego para transmitir un mensaje de cinco segundos que alienta a las personas a practicar la responsabilidad social siguiendo las pautas de los CDC, tales como: usar mascarillas, practicar el distanciamiento social, y, conseguir la vacuna COVID-19, cuando esté disponible. Esto sigue a un Anuncio de Servicio Comunitario (CSA, por sus siglas en inglés) que la compañía produjo el año pasado para crear conciencia y promover información creíble a las comunidades afroamericanas e hispanas de todo el país, que se encuentran entre las más afectadas por el virus.

El comercial fue creado por la agencia publicidad de Toyota, Saatchi & Saatchi, en asociación con Dentsu y dirigido por Tarsem Singh.


27 views0 comments