UA-86120834-3

Nascar Cup Series continúa en medio de las estrictas medidas de seguridad


El campeonato 2020 de la Nascar Cup Series continúa en medio de las estrictas medidas de seguridad sanitarias motivadas al Covid-19, esta vez celebrando dos compromisos por semana en un calendario especial que ya vislumbra una vuelta controlada y reducida de fanáticos a las competencias.

Blue Emu 500

Luego de darse el visto bueno para regresar a la acción la categoría ha tomado los controles necesarios a fin de reanudar cada compromiso sin poner en riesgo la salud tanto de pilotos como del personal técnico de cada equipo, y de quienes hacen vida en la organización. Los resultados han sido del todo satisfactorios y las carreras se han llevado a cabo sin público, pero con la misma emoción que las caracteriza. Recientemente Nascar visitó Martinsville para llevar a cabo la Blue Emu 500, evento donde resultó ganador el piloto Martin Truex Jr. quien además sumó su segundo triunfo de manera consecutiva en este trazado.

Las novedades más relevantes del compromiso tuvieron que ver con las nuevas regulaciones técnicas que incluían cambios en el paquete aerodinámico de los vehículos. El óvalo de Martinsville es uno de los más cortos del calendario ya que apenas cuenta con un kilómetro de longitud, y además significó la primera prueba nocturna de este año. Martin Truex Jr. logró contener los ataques de Ryan Blaney, Brad Keselowski y Joey Logano en las últimas cincuenta vueltas luego de extender la diferencia por más de tres segundos. Esta cita fue de gran importancia para Truex quien cortó una racha de diez carreras sin victorias, y además le otorgó su primer triunfo a su nuevo equipo Joe Gibbs Racing Toyota, quienes esperan que sea el primero de muchos esta misma temporada.

Nascar prohibe la bandera confederada

A partir del compromiso de Martinsville Nascar prohibió el uso de la bandera confederada, algo que ha generado diversas controversias entre quienes hacen vida dentro de la serie, fanáticos y pilotos. Es digno de mención que la bandera confederada se relaciona con aquellos estados del sur que tuvieron parte en la guerra civil, y quienes estaban a favor de la esclavitud, de hecho, se sabe que lugares como Mississippi, Alabama, Luisiana o Texas aumentaron sus sistemas económicos debido al trabajo que desempeñaron los esclavos que traían desde África; es por ello que para muchos esta bandera es un símbolo del racismo o lo que denominan la “supremacia blanca”, aunque otros la defienden por considerarla una especie de legado que honra a quienes tomaron parte y entregaron su vida en aquel conflicto.

Aunque la mayoría de los pilotos defienden la prohibición de la bandera confederada hay algunos que no están de acuerdo, como es el caso del piloto de la serie Truck, Ray Ciccarelli, que recientemente expresó en su cuenta de Facebook que no participaría más allá de la temporada 2020 por considerar absurda una decisión que según él, favorece a un grupo pero perjudica a otro; el tema del racismo dentro de Nascar tiene mayores implicaciones. Recientemente en Talladega, Bubba Wallace, piloto de Richard Petty Motorsports, fue objeto de otro acto racista al encontrar en su garaje una soga en forma de “horca”. Las reacciones no se hicieron esperar por parte del propio corredor quien calificó el acto de “atroz”, e incitó a que se iniciaran las averiguaciones correspondientes tomando en cuenta que por ahora los únicos que tienen entrada a los garages son los mecánicos e ingenieros de los equipos. Debemos recordar que Wallace es uno de los pilotos a favor de la eliminación de la bandera confederada. Nascar está en pleno proceso de averiguaciones y amenazó con expulsar de por vida al responsable.


Denny Hamlin triunfó en la Dixie Vodka 400

El velocista del equipo Joe Gibbs Racin, Denny Hamlin, se llevó el triunfo en el óvalo de Miami luego de liderar 137 giros de los 267 pautados. La corrida estuvo afectada por la lluvia lo cual obligó a la dirección de carrera a detenerla dos veces. Tras la segunda largada Hamlin logró mantener el liderato, asediado de cerca por Chase Elliott y Ryan Blaney. La diferencia entre los primeros cuatro lugares era de menos de dos segundos hasta que Elliott se vio implicado en un incidente que lo llevó a golpear el muro a falta de tres vueltas, sentenciando el resultado y dejando como ganador a Denny Hamlin seguido por Chase Elliott y Ryan Blaney.

Vuelve el público a las carreras

La cita en Homestead-Miami Speedway marcó el regreso del público a los eventos de Nascar y en este se dieron cita unos mil asistentes que en este caso pertenecen al servicio militar del sur de la Florida, representantes de la Base de la Reserva Aérea Homestead y el Comando Sur de los Estados Unidos en Doral. Todos cumplieron con los protocolos de seguridad que incluían revisión al ingresar y al salir del evento, distanciamiento social, uso de mascarillas, seguridad médica entre otros. Se tiene planificado la inclusión de unos treinta mil fans a la carrera de las estrellas, pero todo dependerá de cualquier decisión que tome la organización luego de que dos miembros del equipo Stewart-Haas Racing dieran positivo por Covid-19.



14 views