UA-86120834-3

Porsche continúa su historia presentando en Puerto Rico el nuevo 911 Turbo


Porsche Center Puerto Rico presentó anoche de manera virtual la octava y más reciente generación del 911 Turbo. El lanzamiento fue hecho en un evento sin precedentes, inspirado en uno de los lanzamientos internacionales más exitosos de Porsche en Los Ángeles, CA.

“El 911 Turbo es el ícono por excelencia de Porsche. Un auto con una potencia impresionante, y deportividad sin igual que vive de generación en generación, manteniéndose fiel a su esencia desde el 1974 que fue lanzado”, dijo Orlando Pérez, gerente de ventas de Garage Europa Porsche Center.

Durante los últimos 45 años el Porsche 911 Turbo ha sido el punto de referencia de los deportivos de altas prestaciones que pueden ser utilizados cómodamente en el día a día. El nuevo 911 Turbo es aún más potente, rápido y exclusivo que antes. Gracias a su motor bóxer de 6 cilindros, con potencia máxima de 572 hp (640 hp para el modelo Turbo S), nuevo cambio PDK de 8 velocidades, un torque máximo de 750Nm y máxima de revoluciones por minuto de 7,200 rpm, le permiten al 911 Turbo acelerar de 0 a 60 mph en 2.7 segundos (2.6 para en el Turbo S) y alcanzar la velocidad máxima de 199 mph (205 mph en el Turbo S).

Opciones como los paquetes Sports o el Lightweight Design, el chasís deportivo y el sistema de escape deportivo están disponibles por primera vez para el 911 Turbo. Así, los clientes podrán personalizar el vehículo mucho más, de acuerdo con sus gustos.

El nuevo modelo sigue los pasos de los anteriores 911 Turbo, sinónimo de lujo y prestaciones desde 1974. Cada generación ha seguido siendo una referencia mundial entre los deportivos de altas prestaciones. El 911 Turbo combina, además, deportividad con facilidad para el uso diario, dinamismo con fiabilidad y excelente rendimiento con eficiencia. Este último 2+2 plazas es más del doble de potente que el Turbo original, que estaba propulsado por un motor bóxer de 3.0 litros con un solo turbocompresor que entregaba 256 hp. El 911 Turbo se ha hecho más rápido, más grande y más cómodo a lo largo de los años, pero manteniendo siempre sus características fundamentales.

El nuevo motor bóxer de 3.7 litros ha aumentado su potencia, y ahora dispone de dos turbocompresores de geometría variable (VTG) simétricos, con válvulas de descarga controladas electrónicamente. Junto con el rediseñado sistema de refrigeración del turbo y el uso de inyectores piezoeléctricos, consigue mejorar la respuesta, el par, las prestaciones y su capacidad para subir de revoluciones.

El chasís y la carrocería son más anchos. El eje delantero es más preciso en su comportamiento gracias a un aumento de 42 milímetros en el ancho de vía y a los nuevos neumáticos 255/35 combinados con rines de 20 pulgadas. El control de gestión de la tracción (PTM) puede transferir más torque a las ruedas delanteras, mientras que la tracción al eje direccional posterior también mejora, con un ancho de vía que es 10 milímetros mayor y con unas ruedas 315/30 montadas sobre aros de 21 pulgadas (una pulgada más que en la parte delantera).

El renovado sistema de frenos es aún más poderoso y puede ser reconocido por las pinzas fijas rojas que lleva de serie. Los discos de fundición gris de hierro miden 408 mm de diámetro delante (28 mm más que antes) y tienen un grosor de 36 mm (2 mm más). En el eje trasero el grosor de los discos es de 30 mm y su diámetro de 380 mm.

El 911 Turbo dispone por primera vez de un sistema de escape deportivo opcional. También son una novedad las dos diferentes opciones de chasís que hay. El Porsche Active Suspension Management (PASM) que monta de serie ofrece un mayor abanico de posibilidades de reglaje entre confort y deportividad, es más firme que anteriormente y con la amortiguación deportiva electrónicamente controlada rebaja la altura de la carrocería 10 milímetros. Su configuración tiene como objetivo mejorar la dinámica del automóvil y proporciona aún más estabilidad en la conducción a alta velocidad, como cuando el vehículo se utiliza en circuitos de carreras. Las opciones del sistema activo de estabilización hidráulico del balanceo, Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), y el sistema de frenos cerámicos, Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), con pinzas fijas de diez pistones para el eje delantero, suponen una mejora adicional para las características dinámicas del vehículo.

El diseño del 911 Turbo es ahora más musculoso. La carrocería es 45 milímetros más ancha en la zona de las ruedas delanteras (hasta llegar a los 1.840 mm) para acoplarse al nuevo chasís, mientras que el nuevo estampado del bonete subraya el carácter deportivo del auto. Los faros LED con Porsche Dynamic Light System (PDLS) Plus son de serie. En el eje trasero, la carrocería mide ahora exactamente 1.90 metros de ancho (20 mm más). Otro elemento que distingue al nuevo 911 Turbo es su mejorada aerodinámica activa, que controla electrónicamente las rejillas de refrigeración delanteras, cuenta con un spoiler también activo y más grande en esa zona e incorpora un spoiler posterior extensible mayor. Las tomas de los paneles laterales traseros, una característica típica en el 911 Turbo, aspiran el aire del exterior, mientras que los intercoolers han sido colocados ahora justo debajo del flujo de aire que entra a través de las rejillas del capó del motor. La barra de luz continua con sus luces traseras LED, así como la nueva parrilla posterior con lamas plateadas, completan el diseño en esa zona del vehículo.

La apariencia y el rendimiento del 911 Turbo pueden ser afinados con los paquetes Lightweight Design y Sports. El primero de ellos reduce 30 kilogramos el peso en el Coupé. Lo consigue, entre otras cosas, con el uso de unos asientos baquet muy ligeros, la supresión de las pequeñas butacas traseras y utilizando menos material aislante, lo que también significa que el conductor disfruta el sonido del motor de una forma más directa. El paquete Sports añade a los elementos del Sport Design detalles en negro y en fibra de carbono, además de unas luces traseras de diseño exclusivo.

Los elementos básicos del moderno interior se corresponden con los del resto de los 911 Carrera e incluyen el Porsche Advanced Cockpit y el Direct Touch Control. La pantalla central del Porsche Communication Management (PCM) tiene 10.9 pulgadas y, gracias a su nueva arquitectura, puede ser manejado de forma rápida y sin distracciones. La lista de equipamiento, amplia y de gran calidad, incluye los asientos eléctricos deportivos de 14 reglajes, el paquete Sport Chrono, un volante GT multifunción con levas de cambio de marcha y un conmutador para los modos de conducción, así como el potente sistema envolvente de sonido BOSE®. También hay numerosas opciones de personalización, entre las que destacan el asistente de mantenimiento de carril, el asistente de visión nocturna, la visión periférica para maniobras de aparcamiento y el sistema de sonido envolvente de alta fidelidad Burmester®.

Los modelos Porsche 911 Turbo y Turbo S ya están disponible para ordenes en Garage Europa Porsche Center, concesionario y distribuidor oficial de Porsche en Puerto Rico, y comienzan desde $233,688 el modelo 911 Turbo y desde $278,282 el modelo 911 Turbo S. Para más información puede comunicarse con Garage Europa Porsche Center al (787) 993-3474 o visitar su página web www.porschecenterpuertorico.com. Los clientes que quieran personalizar su carro sin salir de casa lo pueden hacer en el Porsche Car Configurator.



71 views0 comments